Amadas hermanas en Cristo Jesus, gracias al sacrificio de nuestro amado señor Jesus Cristo hoy puedo testificar que hasta aqui Jehova me ha sustentado, me ha dado el privilegio de tener una familia que tambien conoce de lo que Cristo ha hecho por todo aquel que quiera rendirle su vida y quiero dejarles este pensamiento en sus vidas convencida que esta palabra proviene del Espiritu Santo ya que despues de haberla recibido fue confirmada por su palabra y esto es lo que Dios ha hecho de cada mujer que se rinde a El y Dios es el primero en su vida.

Vaso fragil soy yo

corona del varon me creo

vasija soy yo de tesoros de su Espiritu Jesucristo lleno

transmisora de fe

lo que yo no veo creo

y eso esperare

mi creador y señor Jesucristo redentor

en tus manos de valor

tu voluntad yo hare.

 

 

damas@mielchicago.com